miércoles, 16 de enero de 2008

Dar clase a adolescentes…

Ana Laura Medina Palmeros

Dar clase a adolescentes…

…………………………………….………………………………………

· Introducción

Hace unos meses, tenía otro concepto acerca de la educación secundaria y la importancia de este periodo en el desarrollo del ser humano. Anteriormente, no valoraba el trabajo del maestro, el significado para el alumno de todo el proceso de cambios por el que está pasando y la influencia que tienen estos factores en su formación como estudiante.

Actualmente, después de casi finalizar el primer semestre en esta licenciatura, tengo otros ideales. Ahora reflexiono y valoro la gran responsabilidad que recae sobre cualquier maestro, la obligación ante sus alumnos, padres de familia y sociedad en general de formar a los estudiantes desarrollando sus competencias, capacidades, intereses y motivaciones. También conozco, mediante lecturas y observaciones, el proceso de transformación que implica la adolescencia en la gran diversidad de estudiantes, su comportamiento y la influencia de la escuela en su desarrollo. Por lo que estoy consciente del gran significado de todos estos cambios para el alumno y su repercusión en el desempeño escolar.

En el profesor, para dar un buen servicio educativo debe tener muy presente -tanto dentro como fuera del aula- lo que refiere adolescencia, es decir, conocer su proceso y las transformaciones en los ámbitos social, emocional y biológico; las reacciones de los adolescentes ante ésta y la influencia del contexto; además de como es vista por la sociedad en general y la consideración de los jóvenes actualmente.

Para completar, es necesario también que recuerde cómo fue su adolescencia, que padeció de los mismos cambios y que también fue a la escuela secundaria. Aunque la época no fue la misma, este proceso si tuvo, un gran impacto en su desarrollo como les sucede actualmente a sus estudiantes. Con esto, se haría más sencilla la tarea de tolerarlos y comprenderlos largo de esta etapa.

· Comportamiento adolescente

El concepto de adolescencia tiene varios significados, pero en la mayoría de las fuentes está considerada como un proceso de transición entre la niñez y la adultez, donde se desarrollan cambios fisiológicos, de los que derivan los cognitivos, afectivos y de socialización. Esta se da entre las edades de los 11 a 20 años y a un ritmo diferente, el desarrollo de las mujeres se presenta primero que el de los hombres.

Muchos autores, opinan que esta transición es gramática, llena de angustia, tención y sufrimientos psicológicos abundantes, pero yo considero que la adolescencia en cada individuo es distinta, única e irrepetible de las demás, cada una se vive y experimenta de forma diferente y especial. Además, estoy de acuerdo que este periodo es crítico y difícil por todas las modificaciones físicas-psicológicas que se sufren y a gran velocidad, pero depende mucho del contexto del adolescente y como enfrenta esta transformación.

La pubertad da comienzo a la adolescencia, durante ella se maduran las funciones sexuales y la reproducción, por lo tanto, este periodo se caracteriza por la serie de transformaciones físicas en el cuerpo del joven. El cambio ocurre a consecuencia del incremento de la actividad de las hormonas gonadotrópicas y corticotrópicas de la glándula pituitaria; lo que ocasiona que en el organismo del individuo empiecen a producirse espermatozoides u óvulos, según sea el caso, y se desarrollen las características sexuales primarias y secundarias, y los cambios en peso, estatura, proporciones corporales, fuerza coordinación y destreza muscular.

Las características sexuales primarias son las que constituyen a los órganos genitales y su crecimiento. Por lo tanto, están acompañadas de las eyaculaciones en hombres y los ciclos menstruales en las mujeres. Mientras, las características sexuales secundarias son las modificaciones corporales a consecuencia de las características sexuales primarias; estas se caracterizan por la aparición de vello púbico, crecimiento de los pechos, cambios de voz, sudoración, pigmentación, aparición de acné, etc.

En cuanto a los cambios cognitivos, el adolescente desarrolla el pensamiento formal, es decir tienen formas de pensamiento más complejos y abstractos, tienen la capacidad de idear sus propias hipótesis, creencias o ideales; lo que les permite encontrar una comprensión más amplia o integradora de acontecimientos.

Los cambios emocionales y se sociales, se desenvuelven de la siguiente manera: el adolescente busca crear su propia identidad, es decir, una imagen que mostrar a los demás –como vestirse, comportarse, hablar, etc., influido por los estereotipos de quienes admiran-. Además, durante esta etapa, los adolescentes se separan un poco de la relación con sus padres y buscan reunirse con sus pares, pues estos también están enfrentando la misma situación de cambio.

En fin, las transformaciones en los adolescentes son muchísimas y todas diferentes, pero con esta pequeña explicación quiero llegar al comportamiento de los adolescentes, que está totalmente influenciado con los cambios antes mencionados.

Anteriormente, mencioné que el desarrollo de cada adolescencia pertenece a cada adolescente, a sus características y su contexto, es decir es única y se manifiesta de distintas maneras. Por lo tanto en general, el comportamiento es variado entre adolescentes y en el mismo adolescente, pues el voluble a sus sentimientos y muchas de las ocasiones no saben lo que hace o porque lo hacen. Regularmente, la mayoría de los adolescentes les dan mucha importancia a su físico, por ende, durante todo este periodo descuidan algunas cosas de mayor valor o utilidad por otras que son de momento y de baja importancia.

El factor que considero más influente en el comportamiento, es el de la maduración sexual, pues la mayoría de los individuos en esta edad, se sienten confundidos y desadaptados con su nuevo cuerpo, y en el caso de los hombres, cuando existe una maduración temprana, se sienten más contentos y seguros, pues están más grandes y anchos que los demás; pero en las mujeres es distinto, pues en una maduración precoz, se sienten torpes, y no quieren llamar mucho la atención en muchas ocasiones se sienten presionadas por varones mayores en llevar una relación en la cual no están totalmente preparadas.

La búsqueda de su identidad, y la relación que lleve con las demás personas, marcan un importante aspecto relacionado directamente con el comportamiento. La autoestima y seguridad son los componentes que describirán gran parte de este, es decir, si el joven se valora a sí mismo, se conoce y aprecia, entonces tendrá un ejercicio pleno de su adolescencia.

Otro gran aspecto que influye o fortalece el comportamiento del adolescente es el contexto en el que se desenvuelve, es decir la cultura y costumbres de su comunidad, la educación que haya recibido de sus padres, su estabilidad económica, y la influencia que ejerzan los medios sobre ellos.

Del mismo modo, hay que considerar que la escuela es el principal escenario del adolescente, pues en esta tiene la oportunidad de relacionarse con sus pares, adultos, etc., por lo tanto, en el aula y resto de la escuela es donde podemos notar con mayor facilidad su comportamiento y los aspectos mencionados anteriormente.

· Práctica docente

La escuela, juega un papel importante en la transición de la adolescencia, ayuda a los alumnos a reunir las competencias básicas para la vida, desarrolla distintas formas de expresión, y prepara a los alumnos para su vida laborar futura, les enseña a relacionar con los demás y a saber pertenecer a una sociedad.

El profesor, con todos los cambios, comportamientos e influencias, tiene la necesidad de planear y organizar su clase de acuerdo a los intereses y conductas de los adolescentes. Para así, cubrir satisfactoriamente todas aquellas necesidades de aprendizaje de los estudiantes.

Para transmitir todos los contenidos, debe buscar estrategias y estilos de enseñanza que motiven a los alumnos a estudiar con gusto y no por obligación, logrando no sólo el manejo de la información o los contenidos, sino una formación completa del alumno. Considero que estoy puede ser un poco complicado por la gran diversidad de adolescentes que existe, sin embargo se pueden hacer adecuaciones para lograr una clase agradable, completa y con buenos resultados de aprendizaje. Si las actividades escolares son bien organizadas y estructuradas ayudan al adolescente a acezar con mayor facilidad al pensamiento formal, es decir lo ayuda a su desarrollo cognitivo.

En fin, considero que ser maestro de secundaria implica responsabilidad, pero también gusto y entrega por lo que se hace, como profesor, se ejerce una gran influencia en los alumnos; y la formación, conocimientos e intereses que se fomenten en ellos quedaran marcados a lo largo de su vida.

· Bibliografía

· Dina Krauskop “Procesos psicológicos centrados en la adolescencia”, Mexico 1995, pp 65-108

· Fernando Hernández y Juana María Sancho “El estudiante adolescente que vive y aprende en un contexto de combio”, Mexico, Pardos 1996

· Jesús Palacios “¿Qué es la adolescencia?”

· Javier Onrubia “El papel de la escuela en el desarrollo del adolescente” Barcelona 1997

2 comentarios:

Janu dijo...

Todos fuimos adolescentes o lo seran alguna vez de su vida, nadie puede escapar a ella, sabemos bien que se siente, la curiosidad, los enojos, las depresiones, los sueños, todas esas cosas que vivimos y cuando recordamos nos traen una sonrisa a la boca o una lágrima a los ojos.

Como maestra vas a vivir todo eso, pero no en ti, si no en 20,30 o 50 alumnos, cada uno distinto del otro, el gordito, el alto, la guapa,etc, una infinidad de tipos y formas, pero lo más importante es que sepas tratarlos, es lo más complicado pero el intento se hará.

El placer se encuentra cuando se trabaja y en ese trabajo uno disfruta lo que hace.

A. dijo...

eaSoy profesora de inglés en una academia y me ha tocado por primera vez un grupo de adolescentes y no hay manera por donde cogerlos porque en realidad no se puede dar la clase. No les entra en la cabeza que tienen que callarse para que yo pueda explicar y no hacen más que gritar, reírse y hablar entre ellos de cosas que no tienen nada que ver con la clase de inglés, eso y exigirme que les ponga cosas divertidas, videos y demás. Ya me ha dicho el jefe que eso de los juegos y las actividades que ellos quieran no vale, así q el hecho de que supuestamente lo mejor sea elegir el material de clase q mejor les vaya me da la risa... Creo q todo depende del grupo que se tenga de adolescentes y el contexto.