miércoles, 16 de enero de 2008

EL ABORTO

Por Dolores Martínez Saavedra.

Las sociedades modernas han experimentado en los últimos años cambios espectaculares, producidos todos ellos en gran medida por el avance que de la ciencia y la tecnología en todos los aspectos de la vida, lamentablemente, todos estos progresos no han ido unidos al correspondiente crecimiento moral de la persona, reflejando este hecho uno de los más grandes dramas de nuestro tiempo el cual es la perdida del sentido de la persona humana, el olvido de la dignidad, la esclavitud de los hombres sobre su propias ideas y proyectos. Así pues la vida humana resulta amenazada de múltiples maneras, una de estas se conoce con el nombre de aborto.

Comencemos por la definición de este concepto, la Medicina entiende por aborto toda expulsión del feto, natural o provocada, en el período no viable de su vida intrauterino, es decir, cuando no tiene ninguna posibilidad de sobrevivir. Si esa expulsión del feto se realiza en período viable pero antes del término del embarazo, se denomina parto prematuro, tanto si el feto sobrevive como si muere.
En el lenguaje corriente, aborto es la muerte del feto por su expulsión, natural o provocada, en cualquier momento de su vida intrauterino. Pues si bien el aborto puede provocarse, existen también otros casos que se da de manera natural.

En este mundo en el que vivimos cada cultura y legislación lo ve de manera diferente, desde algunas que lo toman como una forma más de control de natalidad hasta otras que lo sancionan y penalizan como un asesinato. Por su parte, la iglesia católica lo prohíbe bajo pena de excomunión, y no sólo esta en realidad creo que ninguna religión permite que se realicen este tipo de actos que atenten contra la vida humana.
El aborto puede ser espontáneo o provocado. El espontáneo se produce o bien porque surge la muerte intrauterinamente, o bien porque causas diversas motivan la expulsión del nuevo ser al exterior, donde fallece dada su falta de capacidad para vivir fuera del vientre de su madre. Si el aborto es provocado, se realiza o bien matando al hijo en el seno materno o bien forzando artificialmente su expulsión para que muera en el exterior. Para conseguir este resultado se suelen usar diversos métodos que en otras circunstancias se emplean normalmente también en ginecología y obstetricia, y que se eligen atendiendo a los medios de que se disponga y a la edad del feto que hay que suprimir. Los métodos más utilizados son: aspiración, legrado, histerotomía ("mini cesárea"), inducción de contracciones e inyección intraamniótica.
Aparte de los problemas físicos que un aborto puede significar para una mujer, se presentan desordenes psicológicos y emocionales que la afectan inmediatamente o, en ocasiones, años después. Esto es llamado síndrome post- Aborto. Este síndrome implica daños en la autoestima, pensamientos suicidas, intentos de suicidio, consumo de sustancias y bebidas alcohólica, estados de depresión y pánico, pesadillas y presentan dificultades en sus relaciones interpersonales, además de que si fue aconsejada por alguien para que abortara presenta resentimiento y odio hacia ella.
En este caso la mujer no es la única afectada, sino las personas que se encuentran a su alrededor, como puede ser el padre, sobre todo si este no estaba de acuerdo, sin embargo no existe alguna terapia especifica para este síndrome, la cura se basa en la simple aceptación de la responsabilidad.
La gran mayoría de los médicos, en todo el mundo, se niegan terminantemente a practicar abortos, porque saben que un aborto provocado es acabar violentamente con la vida de un ser humano, y esto es enteramente contrario a la práctica de la Medicina. Y aquellos que lo hacen carecen de ética profesional porque se supone que están para salvar vidas no para acabar con ellas.
A principios del siglo XX, muchos países empezaron a despenalizar el aborto cuando este era efectuado para proteger la vida de la madre, y en algunos casos para proteger la salud de la madre. Islandia fue el primer país occidental en legalizar el aborto terapéutico bajo circunstancias límite, en 1935.
La legalización del aborto en la capital mexicana es un hecho que se consumó en la Gaceta Oficial el 26 de abril de 2007, después de que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobara la medida.
Por otra parte la legalización del aborto para acabar con la clandestinidad me parece algo absurdo, pues las estadísticas en países “desarrollados” demuestran que esto no es así. Por el contrario, la legalización del aborto lo convierte en un método que parece moralmente aceptado por la sociedad y pues dado que la gran mayoría de abortos no son por un motivo “sentimental”, “terapéutico” o “eugenésico”, sino por un embarazo considerado como “vergonzoso”, no me resulta extraño que las mujeres especialmente las adolescentes busquen de igual manera métodos abortivos clandestinos por la sencilla razón de que una ley, aunque le quite la pena legal, no le quita la vergüenza, resultado de una enorme irresponsabilidad .

Por otra parte no nos engañemos. Despenalizar el aborto significa dinero cosa que en nuestro país no abunda. Hay que tener en los hospitales profesionales para realizar esta práctica, cama, insumos y yo creo que seria más útil destinar esos fondos a cosas que en realidad lo necesiten.

Tener toda una infraestructura destinada al aborto para que este sea “mejor” seria algo así como tener un servicio de asistencia suicida donde se le ayudaría a morir para que la muerte sea también “mejor”. Pues por muchos es sabido que la realización de un aborto de manera legal no garantiza que las mujeres estén libres de sufrir alguna complicación que las conduzca directo a la muerte.

Deberían hacerse las cosas en serio, eduquemos y si alguien no esta dispuesta a afrontar la maternidad, démosle la posibilidad psicológica y económica para que puedan seguir adelante. Allí se debería destinar el apoyo. Es ridículo argumentar que con su cuerpo cada uno hace lo que quiere. En ese caso que no lo hagan con el dinero de todos.

A pesar de que en un principio yo no estaba del todo segura en estar en contra del aborto fue toda esa información , el contacto con esa realidad cruda del saber que se puede quitar la vida a un ser humano tan fácilmente sin que este pueda defenderse, lo que me llevó a darme cuenta de mi error y a convencerme de que no podía apoyar algo que, sea cual sea el método, no es más que un asesinato. Creo que desde el momento de la concepción se es un ser humano: se ha comprobado que el nonato ya ha desarrollado el cerebro, que su corazón late y que siente afectándose con las reacciones de la madre y con los estímulos del medio ambiente. También creo que cada ser humano es capaz de decidir por sí mismo sobre su vida y que nadie puede privar de ella a otra persona.

En realidad creo que la solución a mediano y corto plazo pasa por una buena educación sexual, o como una posibilidad cuando se piense que el medio en el cual el niño se formaría no es conveniente, apoyo por completo la adopción. Creo que esto, aunque sigue sin serlo todo, es un futuro prometedor para un niño el cual aunque no ha pedido nacer, tampoco ha pedido morir.

Para concluir me parece muy importante puntualizar lo siguiente. El lograr que en una sociedad se respete el derecho a la vida es responsabilidad de todos en su actividad cotidiana, pues todos, con el ejemplo de su conducta, sus palabras, sus escritos, sus opiniones, la educación de sus hijos, etc., influyen en lo que se piensa y en cómo se vive.

Por todo lo anterior mencionado no me resta más que dejar esta pregunta para la reflexión. ¿Qué nos hace pensar en el aborto como la mejor solución?

Bibliografía:
"EL ABORTO" 100 CUESTIONES Y RESPUESTAS SOBRE LA DEFENSA DE LA VIDA HUMANA Y LA ACTITUD DE LOS CATÓLICOSConferencia Episcopal EspañolaComité para la Defensa de la VidaMadrid, 25 de marzo de 1991
Cimacnoticias

http://www.milenio.com/index.php/2007

http://www.eluniversal.com.mx/notas
DWORKIN, Ronald, El dominio de la vida: una discusión acerca del aborto, la eutanasia y la libertad individual. 1994, ARIEL. Madrid.
Rodríguez H, Berro G: Pautas para la práctica institucional del aborto por indicación médico-legal. Rev Med Urug 2006; 22: 157-161
www.wikipedia.com

5 comentarios:

Janu dijo...

Muchas son las cosas que hacen pensar en el aborto a una mujer, la responsabilidad, el miedo a un hijo, la presión de la familia o el padre del bebé, pero ciertamente muchas veces estas son escusas en realidad.

El aborto no es la salida, por qué quitarle la vida a un ser indefenso que no puede luchar por su vida aún, asesinado antes de vivir, suena cruel pero es la cruda realidad.

normalista101 dijo...

Goretti:hola loliux, pues toda esta información que brindas en este ensayo esta bien, sobre todo para todas aquellas personas que necesitan un poco de información acerca de este tema, siendo que es uno de los temas de gran controversia en la actualidad. principalmente para las chavitas el aborto es considerado como una solución a sus problemas y esto puede surgir cuando tienen el apoyo de su pareja o familiares, . Me pareció muy interesante el escrito pues te hace reflexionar mucho sobre el tema del aborto.

rosa dijo...

rosa
Pienso que esto es una forma de puede servir para hacer reflexionar a las personas.
Ademas es un apoyo en cuanto a
informacion para los jóvenes que tienen relaciones sin la debida precaucion.
Pienso que el aborto es una práctica cruel de homicidio y de igual forma no deberia de ser legal.
Las labores en cuanto a educación sexual se deberían intensificar y dar mayor apoyo a las jóvenes que se encuentran en esta situacion.

mb3l dijo...

B3l
felicidades por tu comentario me parece de lo más puntual que enfrentamos hoy en dia como una de las realidades muy tristes.
Es mas que cierto ,que nos parece una practica inmoral,vil,sucia y de gran irresponsabilidad en este caso defiendes muy bien el argumento, de cierta forma comulgo conla idea que aun que las leyes de nuestro pais lo disfrase tras una votacion para ser aprobado de manera legal no deja de ser homicidio.
Pero nuestro lado critico tiene angostas o variadas grietas que nos dejan en contra posicion de este tema ¿una desición irresponsable o necesaria?
Admitámoslo o no ,la puerta que se ofrece para dar en adopcion nos debe abrir los ojos para darnos cuenta que ese sistema no funciona , los niños en las calles pese a los esfuerzos sociales no disminuyen, la infelicidad de estos niños no tiene cargo sobre la conciencia por quienes fueron concevidos, pero sin embargo si lo son para toda aquella sociedad con la que conviven aun sin ser los responsables directos.
atacamos el aborto pero no rescatamos a los desafortunados que de estos sobreviven para luego ser abandonados.

no estamos siendo del todo responsables tampoco nosotros como observadores!¡?¿

irais dijo...

el origen de todo es el fracaso de un sistema social, podemos juzgar el aborto, y a quienes lo practican sin analizar las causas reales de ésta decisión, ésto no lo justifica pero si hay que analizar más allá. vivimos en una sociedad aún muy cerrada en ideas y pensamientos. La falta de libertad nos impiden manejarla adecuadamente porque vivir dentro de un sistema solo son seres iguales y no seres individuales. El aborto es una consecuencia que no debería existir como alguien lo mencíonó, los problemas psicologicos que traen posteriormente no es nada sencillo, sin embargo debemos analizar que hacemos como sociedad, como padres, como hermanos escuchamos al que esta al lado o solo juzgamos?